sec-corbata

Encontraron sin vida al nene perdido en Villa Gobernador Gálvez

El cuerpo sin vida de Elías Tomás Falcón, el niño de 4 años que se hallaba desaparecido el martes último en Villa Gobernador Gálvez, fue hallado en el arroyo Saladillo. Las primeras hipótesis apuntan a un accidente.

Bomberos Voluntarios confirmaron que el cadáver fue hallado por los rescatistas "en un sector del arroyo Saladillo, en inmediaciones del frigorífico Swift, casi en la desembocadura del río Paraná".

Si bien se presume que podría haberse ahogado por accidente, al caer al agua, el cuerpo de Elías fue trasladado al Instituto Médico Legal de Rosario, donde le será practicada una autopsia.

El chico había desaparecido el martes último al mediodía, cuando se encontraba en su casa situada a unos 400 metros del arroyo, que actualmente presenta un caudal importante de agua y fuertes correntadas, por las últimas y copiosas precipitaciones en la zona.

Según pudo confirmar la policía por fuentes cercanas a la familia del niño, Elías tenía por costumbre jugar en ese amplio terreno que separa a su casa del arroyo.

Del rastrillaje participaron efectivos policiales, personal de Defensa Civil, y bomberos de las localidades de Villa Gobernador Gálvez, Villa Constitución, Alcorta, Pavón, Villa Amelia y Rosario, y se sumaron perros adiestrados, y buzos tácticos de la Prefectura Naval Argentina (PNA).

"Rescatistas encontraron sin vida a Elías Falcón, a orillas del Arroyo Saladillo. La peor noticia. Mi sentido pésame a sus seres queridos", escribió en Twitter el ministro de Seguridad de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, que participó de la búsqueda ante la conmoción que generó la noticia de la desaparición.

Ni bien se encontró el cuerpo del chico, la fiscal de homicidios culposos, Mariana Prunotto, se hizo presente en el lugar, junto a integrantes del Gabinete Criminalístico, la Policía Científica y de Rastros.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo