El trágico paso del tifón Koppu por Filipinas

Murieron 58 personas, entre ahogados y aplastados por deslizamientos de tierra, y el gobierno filipino debió evacuar a medio millón de habitantes

Un tifón se abatió este lunes sobre Filipinas y causó por lo menos 58 muertes, además de la evacuación de medio millón de personas. Se trata de la tormenta nombrada Koppu, que se formó en la costa noreste del país asiático el domingo pasado, a partir de una borrasca de baja presión, y creció hasta correr tierra adentro y causar deslizamientos de tierra, derribo de árboles y destrozos en viviendas.

Su paso por la zona fue muy lento, y tras su salida del territorio, la agencia meteorológica desactivó todas las alarmas por tormentas. 

El fenómeno provocó anegamientos y aludes. (foto: t13.cl)

La Agencia Nacional de Desastres certificó 35 muertes y las autoridades civiles regionales en las oficinas del norte de Filipinas registraron otras 23, según la agencia Télam, en base a datos provistos por su colega alemana DPA.

Koppu inundó numerosas provincias arroceras y causó daños a la agricultura y la infraestructura por valor de 150,21 millones de dólares, informó la agencia.

Una mujer vadea su cocina en la zona de la catástrofe. (foto: telemundo)

Recordó además que 560.000 personas se vieron afectadas por la tormenta, de las cuales 428.000 fueron evacuadas.
Las cifras oficiales señalan que 612 viviendas quedaron destruidas por el huracán y 3.193 más sufrieron daños parciales en la localidad de Casiguran, en la provincia de Aurora, una de las más afectadas y lugar donde el huracán tocó tierra, con vientos de hasta 215 kilómetros por hora.

Mientras los equipos de socorro siguen distribuyendo alimentos y otros productos de necesidad básica entre los afectados, el Ministerio de Agricultura empezó a calcular el costo de la destrucción de las plantaciones que dejó Koppu. Las estimaciones iniciales apuntan a que los daños en el sector agrícola alcanzan los 114 millones de dólares, consignó la agencia EFE.

Entre 15 y 20 huracanes recorren todos los años Filipinas durante la temporada lluviosa, que empieza por lo general en junio y concluye en noviembre. En noviembre de 2013, Haiyan, uno de los huracanes más potentes de la historia, causó en Filipinas 6.300 muertos, más de 1.000 desaparecidos y 14 millones de damnificados.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo