sec-corbata

El municipio remarca el riesgo de inundación en el bajo Ayolas

Luego de que este martes un grupo de vecinos del asentamiento del bajo Ayolas se presentara ante la Justicia para denunciar que estaban siendo desalojados, desde el municipio rosarino salieron a aclarar que se encuentran trabajando junto al gobierno provincial en el tema desde hace meses y que no se trata de un simple “desalojo” si no de una “reubicación voluntaria” de familias debido a que el territorio corre riesgo de inundarse.

Acompañados por la concejala Celeste Lepratti (Frente Social y Popular), los vecinos realizaron una movida temprano este martes en los Tribunales provinciales: en su presentación apuntaron contra el gobierno local y provincial por desalojos que están realizando en la zona delimitada por Avenida 27 de febrero, Ayolas, Acceso Sur y Circunvalación. Sostuvieron que hace diez o veinte años que viven en el lugar y que les habían ofrecido dinero para retirarse.

Fuentes de la Municipalidad aseguraron a Rosarioplus.com que no se trata del “desalojo” de un terreno como sucedió en otros casos sino de una “reubicación consensuada”. Y que hay un motivo de peso: “Es un lugar con riesgo hídrico, se puede desmoronar la barranca e inundarse, esto podría traer graves consecuencias”, remarcaron. También se señalaron otros riesgos, por radiación, quema de basura y animales sueltos, que afectan no solo a quienes viven allí sino incluso a quienes pasan por el lugar.

“Se buscaron soluciones conjuntas, no es que se los dejó a su suerte”, señalaron. Contrariamente a lo que plantearon los manifestantes sobre el hecho de que hacía décadas vivían en la zona, los grupos que se asentaron en el bajo Ayolas no llevan más de dos años en el lugar y algunos llegaron hace pocos meses, señalaron desde el gobierno local. 

Las mismas fuentes indicaron que un grupo de profesionales de Defensa Civil y trabajadores sociales entrevistó a las familias asentadas en el lugar para intentar reinsertarlos en los barrios en donde vivían antes de irse al territorio en cuestión. “Se trabaja desde noviembre: se identificó a cada familia, su composición, de dónde venían, cómo podían resolver su situación. Hasta se les ofreció un subsidio para ayudar en la reubicación. Está todo documentado”, aclararon. Precisaron que tras el trabajo de equipo territoriales ya se mudaron 18 familias y se espera que entre enero y febrero lleguen a 70 familias.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo