sec-juego

El bajo nivel canaya le dijo chau al invicto

Y un día el invicto se perdería, y un día el nivel de los jugadores sería bajo. A continuación el rendimiento de cada jugador de Eduardo Coudet en el partido frente a Patronato en el que Central perdió 1 a 0.

García: Sin ninguna responsabilidad en el gol de Patronato. Jugó casi siempre bien con el pie, y respondió con seguridad las pocas veces que lo exigieron. 

Salazar: Regular. Si bien cumplió en defensa, cuando tuvo chances e proyectarse, no les dio buena finalización a las jugadas.

Donatti: Un inusual yerro del Flaco le permitió a Patronato llegar al gol. Antes y después de esa falla había jugado correctamente. En los últimos minutos jugó como delantero, y tuvo una chance que no pudo definir bien.

Pinola: Estuvo por debajo de su nivel habitual. Se lo notó fastidioso, discutió con el árbitro y algunos rivales. Cuando rompió líneas, por el medio o por la banda, no fue productivo. En la única que fue a fondo, perdió con Bértoli.

Álvarez: Como en los últimos juegos, volvió a ser el más firme de la última línea. De lateral o de central, ganó casi siempre. Fue salida siempre. Cometió una sola falta, y le hicieron tres.

Montoya: Sigue fracasando en el último toque. Entregó una buena habilitación en una trepada a Salazar. Pero, generalmente, tomó decisiones equivocadas en los metros finales.

Musto: Otro buen partido. Con su despliegue, el equipo tuvo equilibrio y quite en el medio. Además, fue uno de los que más pase entregó. Como Álvarez, cometió una sola infracción, y recibió tres.

Cervi: Más cerca del Cervi del primer semestre de la temporada pasada. Salvo por una buena asistencia a Ruben, volvió a quedarse en las insinuaciones. En Paraná, se le fue otro partido sin pegarle al arco. Tuvo una chance clara en el complemento, y se demoró para definir.

Lo Celso: Otro que estuvo por debajo de su nivel. Intentó, es cierto, pero las cosas no le salieron. Levantó con el ingreso de Colman, pero no estuvo certero en los metros finales.

Larrondo: Jugó demasiado de espaldas al arco rival. Igual, exigió a los centrales de Patronato. Y generó la más clara, un zurdazo que se estrelló en el travesaño.

Ruben: Tuvo tres oportunidades para convertir, pero esta vez no se le dio. De todos modos, sólo una de ellas fue clara, cuando lo anticipó Bértoli sobre la línea del área chica.

Ingresaron luego

Colman: Entró bien al partido. Asumió el rol de conductor y prácticamente no perdió balones en las entregas. Se asoció a Lo Celso, y buscó entre líneas a los puntas. Pero con lo suyo tampoco alcanzó.

Delgado: Se ubicó como extremo derecho, y desde allí intentó, aunque con poco éxito, desnivelar. Sólo ejecutó un centro de riesgo, pero no lo conectó ningún compañero.

Herrera: Le tocó estar en cancha apenas un puñado de minutos, con el equipo muy apresurado por encontrar el empate. Intervino poco.

EL TÉCNICO

Coudet: su equipo tuvo una de las producciones más bajas de la temporada. No generó situaciones en relación al tiempo que dispuso del balón. Y no pudo sumar puntos ante un rival muy limitado. A favor del Chacho, intentó torcer el destino del partido con los cambios desde el banco y rotando posiciones dentro del campo. Inclusive, terminó jugando con tres puntas y Donatti como segundo nueve de área. Pero no logró su cometido.

EL ÁRBITRO

Beligoy: flojo partido. Obvió varias faltas y equivocó fallos muy seguido. Al menos, lo hizo sin perjudicar decididamente a ninguno de los dos equipos. Sus yerros no influyeron en el desarrollo, ni en el resultado del partido.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo