sec-juego

“El árbitro piensa, sueña y vive el partido como los futbolistas”

Una clásica frase del fútbol señala que cuando un árbitro consigue pasar desapercibido hace bien su trabajo. Y en eso anda Patricio Loustau, el encargado de dirigir el clásico rosarino del próximo domingo, quien en medio de la preparación para el choque más importante de la segunda fecha accedió a dialogar en exclusiva con Sí 98.9.

Es un partido especial para la ciudad y el internacional de 42 años ya sabe de qué se trata.  “La reflexión que me quedó de tantas veces de dirigir en Rosario, tanto en el Coloso como en el Gigante, es que es una de las ciudades más futboleras, sino la más futbolera del país. Y eso se percibe apenas llegás”, señaló.

 “La experiencia se hace andando y acá se trata un poco de lo mismo. En 2009 di mis primeros pasos en Primera. Ahora son más de seis años y vas entendiendo la forma de vivir los clásicos, como en la vida”, amplió Loustau, hijo de Juan Carlos,  árbitro mundialista en Italia 90.

Como los jugadores, que viven la antesala del clásico de manera especial, los jueces también se preparan de una forma diferente.  “El árbitro desarrolla su estrategia en la previa. Lo piensa, lo sueña y lo vive al partido de la misma manera que los futbolistas y los directores técnicos”, dijo. En síntesis, como ellos mismos señalan, lo juegan.

¿Cómo juega la estadística?

Los números en la previa pueden condicionar a un árbitro y a menudo son utilizados para remarcar que el encargado de impartir justicia puede inclinar la cancha hacia un lado o el otro. Por eso Loustau no hace caso.

 “Cada partido en el fútbol argentino es una historia nueva y por tanto cada una tiene su análisis. Así se toma. Lo único que el árbitro pretende es hacer las cosas bien. Las estadísticas son números fríos”, tiró.

Sueño mundialista

Amante de los grandes desafíos, Loustau intenta hacer lo mejor posible dentro de la cancha para llegar a Rusia 2018 como uno de los árbitros designados, como sucedió con su padre hace 26 años, o con sus contemporáneos Elizondo y Pitana.

“Todos tenemos sueños, por soñar no te cobran nada. Entonces sueño. Trabajaré mucho para cumplir los objetivos en el arbitraje”, manifestó respecto de la chance de dirigir el próximo mundial. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo