sec-corbata

Denuncia haber sido víctima de un allanamiento ilegal

Un hombre oriundo de Ibarlucea denunció que fue víctima de una situación irregular por haber considerado erróneamente que era colaborador de la banda que cometió un millonario robo al banco de Santa Fe en Capitán Bermúdez

José Gurrucharri presentaba este martes una apelación a la justicia provincial por considerar que fue víctima de un allanamiento ilegal en su casa en Ibarlucea, el 29 de septiembre pasado. Sostiene que lo buscaban incriminar por el robo al Banco Santa Fe de Granaderro Baigorria, sin orden judicial ni fiscal presente.

A comienzos de octubre el defensor general de la provincia, Gabriel Ganón, presentó un recurso de habeas corpus preventivo ante el juez penal de 1era Instancia, Juan Carlos Vienna, por esta situación, pero “no hubo audiencia ni explicación de causas para rechazar su recurso, repitiendo los mismos vicios del viejo sistema penal”, explicaron desde la Defensoría a Rosarioplus.com.

Según relató la víctima, ese día el se encontraba en su domicilio particular, ubicado en calle Nueva Italia y Chila de la localidad de Ibarlucea, cuando a las 3 de la mañana irrumpieron en su casa dos personas uniformadas y encapuchadas, “aparentemente miembros de una fuerza de seguridad”.

José asegura haber oído un golpe en el portón de calle que da ingreso al predio y otro en la puerta de entrada a la vivienda, producto de la destrucción de las cerraduras de las puertas. Una vez adentro de la morada y sin identificarse, siempre según su relato, cuenta que ingresaron hasta su dormitorio y le apuntaron con una escopeta, lo arrojaron al piso, lo ataron con precintos plásticos y lo derivaron esposado a la planta baja, donde lo mantuvieron así durante horas desnudo, según declaró a la Defensoría General.

Ante cada pregunta realizada por el hombre sobre los motivos del allanamiento, las respuestas fueron “Vos debes saber porque te pasa ésto”. En ningún momento se identificaron, mostraron una orden de allanamiento, o manifestaron el motivo, según el denunciante.

Transcurrido un tiempo, las personas uniformadas que irrumpieron en el domicilio se retiraron sin quitarle el precinto, el cual fue cortado luego por otro policía que había arribado al lugar. Luego lo hicieron firmar papeles, negándole el derecho a leer el contenido del documento.

En horas del mediodía del mismo martes 29 de septiembre. el denunciante fue con un vecino suyo a la comisaría de Ibarlucea donde asegura que no le dieron ninguna explicación de los motivos del allanamiento ni del traslado a la comisaría y todo lo que le responden fue “Por algo habrá sido”. Hasta la fecha, sostiene que no recibió ninguna comunicación oficial sobre el por qué del allanamiento ni de la detención.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo