Clausuran un colegio por riesgo de electrocución

El colegio “Giuseppe Garibaldi” fue clausurado preventivamente por fallas en el sistema eléctrico e irregularidades edilicias. Denuncian que destinaban fondos de mantenimiento al pago de indemnizaciones a docentes

El Ministerio de Trabajo clausuró la Escuela nº 1317 “Giuseppe Garibaldi”, de calle Rouillon 2513, a partir de la detección de fallas graves en la instalación eléctrica, y la existencia de una puerta de emergencia sellada con soldadura, entre otras irregularidades. De esta manera, el establecimiento interrumpió el dictado de clases hasta que sus autoridades solucionen las anomalías apuntadas, revelaron desde el sindicato docente Sadop.

En la inspección se encontraron deficiencias en el sistema eléctrico, lo que impolicaba riesgos de electrocución. Por ese motivo se debió suspender las clases y no retomar hasta que la escuela regularice esto. “El riesgo de electrificación se dio porque el sistema de cableado no estaba bien resguardado, tenía humedad”, destacó Martín Lucero, secretario general del sindicato. 

Además se encontraron otros problemas edilicios como barandas rotas, y una salida de emergencia soldada. Lucero precisó a Sí 98.9 que “la salida de emergencias ni siquiera cerrada con un pasador o un candado, por lo que los alumnos no tendrían un lugar por donde salir en una situación apremiante”.

Una vez que la escuela cumpla los requisitos de seguridad, notificará al Ministerio, que hará una nueva inspección y reabrirá su funcionamiento normal. Sadop había dado la notificación al Ministerio sobre las cuestiones edilicias que los docentes les habían informado.

Desde el gremio de docentes privados denunciaron además que la escuela destina subsidios del Estado Provincial a indemnizaciones de docentes en vez de destinarlos a las reparaciones edilicias “es inconcebible que gasten los recursos del Estado y las cuotas que son para sueldos y mantenimiento para pagar despidos”, declaró Lucero.

La clausura preventiva no tiene plazos, pero en paralelo, el Ministerio de Educación se pondrá al tanto de la situación para tomar cartas en el asunto.

El problema edilicio, una carta repetida

Lucero recordó que el panorama edilicio en los establecimientos escolares es un problema recurrente: “Encontramos muchas irregularidades edilicias en las escuelas, algunas no son de emergencias, pero el 40 por ciento suelen ser situaciones de gravedad y tienen suspensión de actividades”.

La concejala Fernanda Gigliani precisó que “es inconcebible que los edificios escolares sean una amenaza para la integridad física de los que los transitan”. Recordó las situaciones recientes en el Normal 1, el Normal 2, la Nigelia Soria, el General José de San Martín (ex Nacional 2), la Escuela N° 1240 de Mitre al 1600 con problemas como “la falta de gas y electricidad, cortocircuitos, filtraciones de agua, desprendimiento de mamposterías, sanitarios rotos”, manifestó.

En este sentido la concejala había elevado un pedido de informes al Ministerio de Educación para conocer en cuáles instituciones educativas se realizarán mejoras, de qué constan esas mejoras y cuál es el cronograma de obras en cada escuela, pero aún no recibió respuesta.

En el mismo camino el diputado Carlos Del Frade presentó un informe sobre la situación edilicia de 60 establecimientos de Rosario y alrededores a la ministra Claudia Balagué, quien se comprometió en realizar acciones que aún se desconocen.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo