sec-juego

Central: radiografía de un equipo bien plantado

El triunfo canalla en el clásico de este domingo mostró al equipo de Eduardo Coudet con un plan de juego bien estudiado y bien interpretado en la cancha. El resultado, además de la victoria sobre el eterno rival, se explica además por el funcionamiento colectivo y por las individualidades. Aquí, un repaso sobre cada uno.

García: Tarde muy tranquila. Casi no le patearon al arco. Cuando tuvo que participar, lo hizo con seguridad y solvencia.

Villagra: Jugó por las dos bandas y lo hizo bien. No tuvo problemas en la contención, y pasó poco al ataque. No luce al ciento por ciento en lo físico. De todos modos, casi marca un golazo cerca del final.

Álvarez: Como el equipo, lo suyo fue de menor a mayor. Fue el que más lidió con Boyé. En el primer tiempo perdió alguna. En el segundo, ganó en cada intervención.

Donatti: Firme en la marca. Sacó todo. Colaboró con sus compañeros para marcar a Boyé, el único que inquietó.

Pinola: Buen Clásico. Fue lateral izquierdo y, si bien logró proyectarse en contadas ocasiones, cuando lo hizo fue profundo. Sintió el esfuerzo por el cambio de posición, y salió con un calambre.

Montoya: El más flojo. Impreciso, tanto en el manejo como en la distribución de la pelota. Perdió varios balones. Su primer Clásico como titular, le pesó. Lo reemplazaron en el entretiempo.

Musto: Buena tarea en la marca y los relevos. Se notó más en la segunda parte. El primer gol llega gracias a un quite suyo sobre Advíncula.

Fernández: Otra vez entre los destacados. Lanzó el centro del primer gol. Pero además, su ida y vuelta por izquierda fue productiva. Un remate suyo dio en el poste, y ganó casi siempre por la banda.

Lo Celso: Buen Clásico. En el primer tiempo le costó encontrar socios para generar juego. Pero en el segundo lo tuvo a Colman, y lo suyo creció. Casi le pone un broche de oro a su partido, con un remate de media cancha que, con Unsaín adelantado, dio en el travesaño.

Larrondo estuvo intratable. El gol fue un premio a su oportunismo.

Larrondo: La gran figura del equipo. Por su oportunismo, abrió el marcador. Pero además, estrelló un cabezazo en el palo y le entregó dos precisos pases gol a Ruben, Fue una pesadilla para el fondo rojinegro.

Ruben: Si hubiera estado al ciento por ciento, el partido finalizaba en goleada. Desperdició dos mano a mano muy claros. Pero en el final, mostró toda su jerarquía para cerrar el partido con un golazo.

Desde el banco

Colman: Le cambió la cara a Central. Fue rueda de auxilio de todos. Y lo hizo con alta precisión: entregó 21 pases y sólo falló uno. Aportó su pegada en la pelota parada. Y, además, asistió con maestría a Ruben para el 2 a 0.

Salazar: Entró con el equipo en ganancia, y se acomodó rápidamente a las necesidades colectivas.

Gil Romero: Como en el debut ante Godoy Cruz, sumó otro puñado de minutos, y lo hizo con criterio. Cumplió.

El técnico

Eduardo Coudet: Su mayor acierto fue el cambio en el entretiempo, cuando decidió el ingreso de Colman por Montoya. Hizo buena lectura de lo que ocurría, y modificó las cosas en consecuencia. Ayer dirigió su tercer Clásico, con dos victorias y un empate.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo