sec-juego

Caruso Lombardi le ganó la pulseada a Newell's

La disputa entre Ricardo Caruso Lombardi, ex entrenador leproso, y la actual dirigencia sumó en las últimas horas un nuevo capítulo a partir de una resolución del juez Fabián Bellizia, quien hizo lugar a un reclamo del DT y determinó que la Lepra debe pagarle al entrenador la suma de 1.009.625 pesos.

La cifra surge de un documento de 325 mil dólares que el magistrado determinó se pague a un valor dólar de 3,04, cotización correspondiente al 2008, cuando Caruso Lombardi rescindió su vínculo con la Lepra, en ese momento con Eduardo López como presidente. Bellizia también aceptó un documento de 20 mil pesos, pero rechazó el pago de otros pagarés que sumaban un total 335.720 pesos.

De todas maneras, la dirigencia rojinegro ya adelantó que apelará la medida, ya que para ellos no tiene sustento jurídico, debido a que, según los abogados del club, cuando el entrenador rescindió su vínculo ante escribano en 2008, en ese escrito aceptó que no existía deuda alguna hacia él.

Pero meses después presentó documentos firmados por Eduardo López. Esa documentación fue rechazada por el Órgano Fiduciario en 2009 y quedó afuera de la deuda homologada por el juez, pero el entrenador pidió una revisión al Juzgado N° 12 y ahora Bellizia avaló el pago de cerca de un millón de pesos.

Ahora la Lepra recurrirá a la Cámara de Apelaciones para seguir con este pleito. No es la primera vez que Newell’s eleva un reclamo desfavorable de este tipo a segunda instancia: ya lo hizo con una deuda que protestó el ex entrenador Arsenio Ribeca y también con un fallo a favor de la Municipalidad por deudas de la gestión anterior. En ambos casos, la Cámara de Apelaciones revocó la sentencia de primera instancia y Newell’s no debió hacer frente a esas deudas.

Caruso en 2008 cuando era el técnico de la Lepra

Se desprenden de jugadores

Aunque la competencia ya finalizó, Newell’s seguirá entrenando hasta el sábado 5 de diciembre. En efecto, luego de dos días de descanso luego de la eliminación de la liguilla pre-Sudamericana a manos de Lanús, el plantel rojinegro retomará las tareas este jueves en el complejo Bella Vista. La idea del cuerpo técnico es trabajar algunos días más y luego licenciar al plantel hasta el 4 o 5 de enero, cuando regresarán de sus vacaciones para dar inicio a la pretemporada.

La primera parte de la etapa preparatoria se hará en Rosario y luego Newell’s viajará por unos diez días a Mar de Plata para realizar la parte más exigente de las tareas físicas y futbolísticas de cara a un 2016 en el que la Lepra debe recuperar el espíritu de protagonismo.

En ese sentido, en los próximos días habrá reuniones entre la dirigencia, Roberto Sensini (Director General de Fútbol) y Lucas Bernardi para avanzar en el armado del próximo plantel. A los jugadores cuyas situaciones se encuentran resueltas (Oscar Ustari y Hernán Bernardello no seguirán en el Parque Independencia) se suma la necesidad de renovar el plantel y para ello será necesario desprenderse de varios jugadores cuyos ciclos en el club parecen terminados.

La idea es rescindir algunos contratos y también evaluar ofertas que puedan aparecer por estos futbolistas “negociables”. En este grupo se encuentran Leandro Fernández, Víctor López, Marcos Cáceres, Hernán Villalba, Martín Tonso y Víctor Figueroa.

Y, en simultáneo, el Departamento de Fútbol leproso gestionará la llegada de refuerzos. A la necesidad de contratar uno o dos marcadores centrales, un volante de contención y un delantero se suma la obligación de ir por un lateral izquierdo ante la lesión de Gabriel Báez, quien sufrió una fractura de peroné ante Lanús y tendrá unos tres meses de recuperación como mínimo, lo que le impedirá hacer la pretemporada.

 

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo