sec-corbata

Apareció el nieto 119 y podrá reencontrarse con su madre

Mario Bravo nació en Tucumán, donde su madre estaba detenida. En estos 38 años vivió con una familia adoptiva en Las Rosas. Es uno de los pocos nietos recuperados que logrará conocer a su madre

Un vecino de la ciudad de Las Rosas, cabecera del departamento Belgrano, resultó el nieto n° 119 que recupera su identidad, en el marco de la lucha emprendida por Abuelas de Plaza de Mayo. La noticia trascendió este lunes y mañana, martes, se reencontrará con su madre, quien estuvo detenida por la dictadura militar en Tucumán, donde dio a luz a este hombre de 38 años. El padre de aquel niño sustraído de su madre todavía sigue desaparecido.

Los primeros trascendidos se dieron a partir de que el propio nieto recuperado, Mario Bravo, brindó una entrevista a Radio Renacer Regional de Las Rosas, aunque estaba previsto que el comunicado oficial se dé durante este martes. Así lo informó el área de Prensa de Abuelas de Plaza de Mayo en diálogo con Rosarioplus.com, desde donde también se aseguro que no es el primer nieto en reencontrarse con su madre “si bien no son comunes, hay al menos cuatro casos más en que esto fue posible”. 

Por su parte Juan Emilio Basso, de HIJOS reconoció a este medio que “hay información extraoficial de que encontraron al nieto 119, pero no lo anunciaremos hasta que no sea oficial”. Por su parte,  fue más cauto, y dijo “tenemos que chequear esta información con la Comisión Nacional para el Derecho a la Identidad”.

Mario Bravo es un hombre de 38 años que vive en Las Rosas, y su madre estuvo dos años en cautiverio. Al parecer, allí habría dado a luz a un bebé que luego fue apropiado por los captores de la mujer. En una entrevista a  detalló que “por milagro ella quedó en libertad, pero no podía buscar a su hijo porque tenían amenazadas a sus hijas. El temor siguió hasta ahora. En 2007 se animó por medio de Abuelas de Plaza de Mayo a buscarme”, contó Bravo.

Mario vivió siempre en Las Rosas, pueblo de 15 mil habitantes, donde al poco de enterarse de su identidad, lo supo “todo el mundo en el pueblo”. Sus dos padres adoptivos ya fallecieron, y aseguró que vengo hablando con mi mamá desde hace una semana, y mañana nos vamos a encontrar”

Es que hace diez días, desde la Oficina de Derechos Humanos le informaron que los exámenes dieron positivo y le informaron que su madre sigue viva. “Venia hablando con Abuelas desde febrero, y me llamaron el 26 de agosto, me citaron en Caballito en el Banco de Datos Genéticos, y ahí tuvimos los datos. Pasaron varias pruebas y contrapruebas, y finalmente dio positivo”.

Consultado por las sensaciones de conocer su identidad, Bravo dijo “son muchisima emociones: uno hoy es padre, lo que me impulsó mucho. La procesión va por dentro, no sé si veo la magnitud de esto todavía”.

Mañana es el encuentro de Mario con su madre, de quien adelantó saber que “está con una ansiedad terrible, y se fue en colectivo desde Tucumán a Buenos Aires. Va a firmar papeles en Abuelas, y cuento las horas, los minutos, los segundos para verla. Ella me esperó siempre con mis hermanos de allá”.

Finalizó recordando de sus diálogos con su madre, que le dijo: “Hoy escucho tu voz, y cuando naciste sólo escuché tu llanto, no sabía si eras varón o nena”, transmitió el hombre

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo