sec-corbata

Afirman que la crecida está controlada pero "el riesgo es importante"

Las inundaciones complican al Litoral y sobre todo la ciudad de Santa Fe, y en Rosario el mayor impacto llegará en las próximas semanas junto con las lluvias que ya se pronostican 

La crecida del río Paraná mantiene en estado de alerta al gobierno provincial aunque el número de evacuados llegó a 1400 y se prevé que la próxima semana siga aumentando a la par del nivel del río. “La situación está controlada pero el riesgo hídrico es importante”, reconoció el ministro de Gobierno y Reforma, Pablo Farías.

La ciudad de Santa Fe continúa siendo la zona más complicada en la provincia (6.60 metros), incluso desde el gobierno aclararon que “un pico nuevo de crecida se espera la semana próxima en Rincón y Santa Fe”.

“La zona de Santa Fe está entrando a una de las marcas históricas de los últimos 100 años”, afirmó Farías. Aunque un respiro llega desde el norte en las últimas horas, puntualmente en Las Toscas y Reconquista, y también aguas arriba desde Andresito y Puerto Iguazú, donde el agua se estacionó.

Sin embargo, el período de lluvias se extenderá unas semanas más, justo cuando se prevé que Rosario perciba el máximo nivel de crecida, cercano a los 5.60 metros. Este martes por la mañana el nivel se situaba 5.23 metros a sólo siete centímetros del nivel de evacuación.

Cuando esto suceda, la zona baja de El Mangrullo deberá ser intervenida y las personas que habitan la barriada sobre la ribera deberán ser trasladadas con ayuda de la municipalidad. Unas  30 familias se encuentran en riesgo de inundación, aunque aún no se evacúan al poder resistir el agua gracias a las defensas que se han dispuesto.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo