sec-reposera

Un español dejó su herencia a George W. Bush y al príncipe de Inglaterra

El hombre decidió legar parte de sus bienes al ex presidente de Estados Unidos y al hijo de la reina Isabel II

Boquiabiertos quedaron los cuatro sobrinos de un hombre español que decidió dejar gran parte de su herencia a dos personas que, si bien eran conocidas de la familia, no tenían estrecha vinculación con el muerto. ¿Quiénes? Nada menos que George W. Bush y al príncipe Carlos de Inglaterra. El hombre en cuestión, Bartolomé Gual Vantayol, era un militar retirado.

Poco antes de fallecer designó ante escribano que su voluntad era que tanto el político americano como el príncipe inglés recibieran parte de su holgada herencia. Y no fueron los únicos: también hubo para repartir al patriarca de Moscú de la Iglesia Ortodoxa Rusa, la Generalitat de Cataluña, el grupo católico del Partido Republicano, un periódico alemán y otras personas conocidas de la isla de Mallorca, donde residía.

Según los periódicos locales, el hombre, que era conocido por su carácter excéntrico, habría estado bajo tratamiento psiquiátrico en algún momento de su vida y sus bienes estaban controlados por un albacea. Pasó sus últimos días en una residencia.

A instancias de los familiares del fallecido, el juzgado de Primera Instancia investiga el caso para decidir si el testamento es legal, ya que aseguran que su tío no estaba en plenas capacidades para decidir con conocimiento pleno cuál iba a ser el destino de sus bienes.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo