sec-reposera

Tiró la cadena y le explotó medio departamento

Una mujer de la localidad de Trelew, Chubut, tiene una historia para contarle a sus nietos. Algo escatológica, pero son esas cosas que les gusta escuchar a los chicos. Es que resulta que la vecina en cuestión terminó de hacer sus necesidades y al apretar el botón de la mochila para evacuar el inodoro... el sistema cloacal de su departamento estalló y produjo caída de mampostería.  

"Yo quedé totalmente mojada y sonó como si fuera una explosión, aunque no había fuego", describió la damnificada que se identificó como María José P.

La mujer señaló que sus vecinos no sabían si lo ocurrido había sido por un rompeportones, una garrafa o algún choque de vehículos en las transitadas calles de esa ciudad chubutense.

"En el momento previo sentí un penetrante olor a nafta en el ambiente, pero lo vinculé con algún vehículo que queda con el motor encendido", la licenciada en Psicología.

Producto del estallido volaron dos tapas del sistema cloacal que tiene en el patio de su departamento y un efecto similar se produjo en las viviendas que quedan en la parte posterior, es decir más alejados de la calle pero unidos por la misma cañería cloacal. “El vecino me gritó qué me había pasado cuando sintió el estallido porque casi se rompen los vidrios”, describió.

Al parecer, el sistema para evacuar del inodoro actuó como un detonador, ya que se liberó el gas concentrado en el sistema cloacal, lo que provocó el retorno de los líquidos que salieron por el inodoro, la rejilla de inspección y el bidet.

Pérez sospecha que el olor a nafta y la presencia de gases en el sistema cloacal provienen de una de las dos estaciones de servicio que tiene a 100 metros, de manera lineal, de su domicilio.

Los responsables de ambas estaciones de servicio tomaron distancia del problema y coincidieron en deslindar responsabilidades tras asegurar en diálogo con Télam que están sometidos "a inspecciones permanentes de seguridad”, aunque se negaron a un reportaje formal.

"Lo único que percibí es un fuerte olor a nafta por lo que decidí irme del departamento ya que es insoportable, además del peligro”, dijo la psicóloga.

Otro vecino damnificado, Cristian Williams, quien vive en una de las viviendas damnificadas que comparte el mismo ducto cloacal, se mostró molesto con el accionar de la cooperativa de servicios públicos: “Vinieron y sintieron que el olor era más fuerte y afirmaron que era preocupante, pero como es fin de semana largo no se puede hacer nada y tendremos que esperar hasta el lunes”.

“Nos pidieron que tengamos los ambientes aireados y que evitemos fumar cerca de las bocas”, describió indignado.

(Télam)

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo