sec-reposera

Ocho versiones de Despacito para tararearla todo el día

Nacionales y extranjeras, cómicas y artísticas. Este tema de Luis Fonsi y Daddy Yankee tiene muchas buenas versiones, y acá repasamos algunas

Desde que Luis Fonsi lanzó su último tema junto a Daddy Yankee, el ya más que exitoso Despacito, sus reproducciones a través de Youtube y en los boliches no fueron más que en aumento.

Y claro, aprovechando el tirón del tema, que es de los más bailados ya en todo el mundo, hubo muchos que se subieron al carro y armaron sus propias versiones de este pegadizo single.

Así, hubo quienes se marcaron una reversión haciendo uso de su instrumento más querido. Para unos fue el violín, con el que imitaron a la perfección la inconfundible melodía del tema.

Otras demostraron sus dotes vocales con un acústico a piano que incluso podía parecer un tema distinto al rítmico y reggaetonero de Fonsi y Yankee.

En Argentina, se utilizó incluso con un cambio de letra. Lo hizo el Dipy, que le cambió la letra a la canción para pedirle a Marcelo Tinelli y sus productores que le han un lugar en la próxima edición del Bailando.

Pero además, dos de los actores del momento: Agustín Bernasconi (Soy Luna) y Maxi Espíndola (Aliados, Quiero vivir a tu lado) se coparon con su personal versión del tema, que se hizo viral casi tan rápido como el original.

Y en el extranjero, hasta el mismísimo Justin Bieber se sumó al furor del Despacito y se marcó incluso unas frases en español para poder cantar el tema muy a su estilo.

También ha habido parodias, como la que realizaron en el canal de videos Werevertumorro, en Youtube, para cargar a Donald Trump.

Y como dicen que Dios está en todas partes, también hubo jóvenes católicos que decidieron subirse a un auto para cantar su versión del tema, que en este caso se llamó Resucito.

Para terminar, acá va el original del tema, para poder comparar la calidad del resto de versiones.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo