sec-reposera

Nada como trabajar en Google para dormir en una camioneta

Un trabajador de la compañía decidió comprar una camioneta que dejó en el estacionamiento de la empresa, donde tiene una cama y un perchero

Cuando menos lo esperas, una noticia así te sorprende. Un trabajador de Google, la compañía propietaria del buscador de internet más exitoso del mundo, vive en una camioneta estacionada a poca distancia de su oficina.

Sí, como lo leen. Brandon, un ingeniero de 23 años, decidió tomar esta medida por varias razones: la primera, los elevados precios de alquiler de la ciudad donde está la sede de la empresa, San Francisco.

El joven vivía en la zona de la bahía de la ciudad californiana, en una vivienda donde compartía habitaciones con otras personas, y donde pagaba 65 dólares por noche, es decir, alrededor de 2.000 por mes.

“Me di cuenta de que estaba pagando una cantidad de dinero exorbitante por un departamento en el que casi nunca estaba. Es realmente duro justificar el tirar el dinero de esa manera. Esencialmente, es como quemarlo; no lo estás usando para invertir o construir un futuro. Eso hizo que me costara mucho dormir”, explicó al diario Business Insider.

Su solución fue radical: compró una camioneta Ford del 2006 por 10.000 dólares y la estacionó en el campus de la empresa, en Silicon Valley. Dentro puso una cama, una cajonera y un perchero, lo esencial para pasar las noches.

El ahorro es considerable: sus únicos gastos son los 121 dólares mensuales del seguro del vehículo, que nunca mueve de su sitio, con lo que ahorra el 90% del sueldo que recibe. Es que la comida y el aseo se lo proporciona gratuitamente la empresa, en el comedor y los vestuarios del lugar. Con este dinero Brandon puede ir solventando la deuda que le dejó el pago de sus estudios.

Es que, como pasa en todas las universidades estadounidenses, estudiar tiene un precio alto. Brandon se graduó con un préstamo de 22.434 dólares, del que gracias a su medida, ya pagó 16.449 en cuatro meses. “Espero resolver ese tema en los próximos seis meses, ahorrándome miles de dólares. Eso es menos de los 10 años de estándar e incluso menos que los planes de 20” contó este ingeniero.

De momento, el joven disfruta de esta aventura, y tiene un blog donde cuenta cómo es trabajar para una de las corporaciones más importantes del mundo y vivir en una camioneta. Sin duda, la fama le llegó de la manera menos esperada.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo