sec-reposera

Lo obligaron a comer 48 bananas para devolver lo que había robado

Un ladrón que se tragó una cadena de oro debió ingerir cuatro docenas de plátanos hasta que fue al baño y... pudo expulsar lo que había sustraído

No es un chiste, así se las gasta la policía en la India. El hecho ocurrió en la localidad de Ghatkopar, donde un chico que quería convertirse en ladrón, decidió arrancar del cuello de una mujer una cadena de oro de 25 kilates.

Para esconderla, su idea no fue otra que tragarse la joya, según publicó el Hidustan Times. El chico, atrapado por una multitud que presenció el hurto en el barrio de Mumbai, fue llevado ante la policía, que al no hallar el colgante entre lo que llevaba el joven decidió llevarlo a un hospital y pasarlo por la máquina de rayos X.

Y allá estaba, ya en el estómago, el elemento robado. ¿Cómo recuperarlo? Le hicieron comer bananas. Muchas. Es que parece que las fuerzas de seguridad del país asiático saben mucho de contenidos nutricionales, y el plátano es una de las frutas que más fibra posee.

Por eso le hicieron al ladrón comerse 48 de esas fibrosas frutas hasta que “tuvo ganas de ir al baño” y entonces expulsó lo que había robado, bajo la atenta mirada de los policías. Después, proceso de limpieza a la gargantilla y de vuelta a su dueña. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo