Hombre de Color: “Apunto a ser un perdedor, pero feliz”

El tono de su piel es el origen de su nombre artístico. Y así vive la música, a flor de piel. Hombre de color tuvo a bien acercarse a abandonado estudio de SuperMatch que quedó en el patio de Rosarioplus.com y Sí 98.9, y allí interpretar algunas canciones.

Hombre de Color llega puntual a la cita. Es un caballero. Enterado de que la propuesta es en el jardín, llega con una malla de estampado escocés con colores flúo. A tono la remera. Está apenas armado con una guitarra y un bolsito de oso panda.  

No importa el verano, no importa que sean las siete de la tarde, los artistas que pasan por música para mosquitos siguen sin aceptar la lata de cerveza helada que se les ofrece. Y Hombre de Color no es la excepción. En el ideario de la producción, la guitarra parecía ir de la mano con el porrón, pero no. Es otro prejuicio sostenido por una sociedad enferma y malintencionada. Claro, no hay forma de crear, sostener la concentración y coordinar bajo el encantamiento del alcohol.

Color (¿su apellido? supongamos que tomó el apellido en algún matrimonio) hace canciones porque es lo que más le divierte, no importa el proyecto. Lo que más disfruta es estar solo componiendo. Incluso más que tocarlas en vivo. Componer y grabar sin tanta formalidad. Así sin más. No importa si es para después usarlas en Daddy Rocks, el proyecto más pop que comparte con Kimi, o si es para su aventura solista. Lo que importa es hacer canciones.

Disfruta mucho de la autogestión. Prefiere la cosa espontánea y natural. “Se pierde el sentido de la idea original cuando aparecen tantos otros intereses”.

“Mís ídolos son grandes perdedores, pero en el fondo felices. Así que apunto a eso. Un perdedor pero feliz. Con mis reglas, mis tiempos y mis valores”. Y consultado por quienes eran esos referentes, prefirió guardárselos, para no ofenderlos, porque los llamó perdedores.

“No soy parte de esta fiesta, para mí el indie apesta”, versa la letra de una canción suya de Daddy Rocks. Según él, la idea del “indie” se repite con diferentes sentidos, en diferentes ambientes, y con diferentes intenciones. “La pose del indie es la que critico. Si es natural está bien, pero cuando es forzada a la larga se nota”.

“El rock no murió, los que mueren son los rockeros”, pero hoy la gente no va a ver a los que siguen vivos. “Capaz que algún día aparece un mesías en Rosario y llena estadios”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo