sec-reposera

El "Nene" Molina recuerda a Ettore Scola

El martes pasado la noticia corrió como reguero de pólvora. A los 84 años había muerto Ettore Scola, el gran cineasta italiano, luego de estar un par de días internado en el Policlínico de Roma, donde finalmente murió.

Su cine marcó generaciones. Sus películas hicieron conocer una Italia que ya no era el blanco sueño de generaciones de inmigrantes, sino una sucia y de posguerra en donde el hambre se imponía. Este realismo, esta mirada sobre lo no correcto, esta cámara cómplice que no filmaba a gente rica, bella, en lujosos autos, sino una cotidianidad mucho más cercana al pueblo, entusiasmó a varios jóvenes, hoy devenidos en realizadores audiovisuales.

Héctor Molina, cineasta rosarino, director de la Escuela de Cine y vicedecano de la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales, habló con Rosarioplus.com sobre la producción de este otro Héctor, pero italiano, Ettore Scola, y sobre cómo varias escenas del maestro siguen vivas y se recrean en la liturgia de cada rodaje.

Bueno empecemos por lo que te emparenta, en principio, con Scola ¿Qué es hacer cine?

Una vez un compañero en el medio del rodaje me dijo: “¿Para qué hacemos películas nosotros?” Si las mejores películas argentinas ya la hicieron los italianos”. Cuando digo nosotros me refiero a compañeros de trabajo de años con los que ya hay una amistad: actores, sonidistas, cámaras con los que se crea una liturgia en cada rodaje en la que nunca hablamos de nuestras películas sino de las de Scola, Scorsese, Monicelli. Por ejemplo, si hay un arma, es infaltable que se recree la escena de “Los sospechoso de siempre” en que uno de los asaltantes va a robar a una casa de empeño, apunta al hombre detrás del mostrador, y éste último se la saca de la mano y luego de hacerle una inspección mínima le da unos centavos. 

¿Y Ettore Scola cómo entra en esta liturgia?

Dentro del cine italiano, algo tan fundamental para nosotros, Scola sobresale. Es un perfume, un color muy distintivo. Y cuando digo que el cine italiano es fundamental para nosotros, tenés que pensar que muchos de nosotros esas películas las vimos en el viejo cine Arteón, y por eso entre otras cosas nos metimos a estudiar cine. Así de fundamental es.

Qué es lo que te capturó tanto de Scola y por qué decís que sobresale del resto, ¿Cuál es ese color? 

Es que se trata de un cine militante, un cine que hablaba con y sobre la calle, sin ser ni partidario ni propagandístico. Pero no es piadoso, no le tiene lástima a estos Feos sucios y malos, sino que pone la cámara a la par de ellos, no los enfoca desde arriba. Scola es el primero que muestra una villa miseria en Roma. Nos enteramos que había pobreza en Roma gracias a Scola.

Si tuvieras que mencionar tres películas, las primeras que se te vengan a la mente ¿Cuáles serían? 

Sin duda La Familia es una de ellas. Esas complicidades y ventajeadas que se dan en la familia, Ettore logra captarlas muy bien. Otra que se me viene a la cabeza es Feos, sucios y malos. Y por último… Nos habíamos amado tanto, que es en verdad la primera de Scola que logra un éxito internacional. 

Nos habíamos amado tanto (1974)

Feos, sucios y malos (1976)

La Familia (1987)

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo