sec-reposera

Cuba y los Stones: dos pasiones argentinas en La Habana

No podían faltar las camisetas y las banderas argentinas. Pero mucho menos los fanáticos de Rosario Central y de Newell´s en el concierto-hito de los Rolling Stones en La Habana. Desde muy temprano comenzaron a agitar las largas colas que  amanecieron durante la madrugada del viernes con cánticos futboleros. Pero allí no hubo división ni conflicto. Un “vamos los Stones, los Stones, los Stones, vamos los Stones”, repetido y calcado. El resto de los fans trataba de imitar el ritmo de Oh l'amour de Erasure pero no le embocaban con la entonación futbolera. El folclore del fútbol es un patrimonio argentino. Y así se sintió en la Ciudad Deportiva de La Habana.

 
¡Es gratis! ¡Corramos, chico! Furor Stones en La Habana

¡Así se ingresa a un concierto gratuito de The Rolling Stones!Los Stones y las tres generaciones de cubanos → http://bit.ly/1UT1E3b

Posted by Radio SÍ on sábado, 26 de marzo de 2016

Ariel de San Juan, Ramiro de Rosario, Nahuel de Balcarce y Hernán de Tigre calentaban sus gargantas y el entorno. Las mujeres cubanas pedían sacarse fotos con el cuarteto argento. Ramiro se trepó a una columna y colgó una bandera de Central. “A donde voy es lo primero que pongo, la bandera auriazul”, dijo el embajador canaya que trabaja en Varadero en una empresa constructora. Luego se sumaron los leprosos con sus camisetas rojinegras.  

“Esto tiene una connotación histórica porque es la primera vez que ocurre y además porque hace dos días que se fue Obama”, aseguró Ramiro. Hernán agregó: “Además sucede en Semana Santa”.  

“Se respira un aire de esperanza en la gente”, describió Nahuel, oriundo de Balcarce y el portador de la bandera argentina que quedó en la primera línea de todas las cámaras del mundo. El joven actualmente trabaja como científico en La Habana y está terminando un doctorado. “Hace nueve años que vivo en La Habana. Somos personas con bajos recursos y cuando vemos la realidad argentina, pensamos que las esperanzas se van agotando. Pero hay que resistir”.

La historia de Hernán es inverosímil. Él fue tres veces a ver a los Rolling en La Plata pero nunca consiguió una entrada. Hasta que un día su madre le dijo: “Hijo, tocan los Stones en La Habana y gratis”. Primero pensó que era un chiste hasta que ingresó a la web para corroborar los dichos de se madre. Cuando entendió cómo venía la mano, le dijo: “Vieja, me voy a Cuba”.

Para conseguir el dinero para el viaje tramó una logística exacta. “A un amigo le pedí que me sacara el pasaje con su tarjeta en doce cuotas y a otros diez les pedí 100 dólares a cada uno. Y aquí estoy”. Cuando regrese a la Argentina tendrá deudas, pero el kiosquero de Tigre estará completo. Estuvo haciendo historia en un lugar histórico.

Nahuel es filósofo y su posgrado es en Física Cuántica. Su reflexión es también filosófica. “Mi filosofía es ser rocker. Y ser rocker es saber ambientar tu alma para transformar la sociedad y para liderarla. El rock es todo o nada. Es una construcción dialéctica de lucha de contrarios que termina en la pasión. Y acá hay dos pasiones: Cuba y los Stones”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo