¿Cómo se viene el verano rosarino según la Nasa y expertos locales?

Este fin de la primavera, y todo el verano, se viene con tormentas constantes y lluvias, producto de la llegada de El Niño desde el Pacífico, aseguran desde el Instituto de Física del Conicet Rosario. Un verano para juegos de mesa y, si el sol se decide a salir, algunas precauciones

¿De qué se trata el fenómeno climático El Niño, que ya se instaló en la región y se quedará hasta finales del verano 2016? Varios estudios de la NASA, la UBA y el Conicet prevén, tal como vino sucediendo en primavera, que caerá mucha agua. El director del Instituto de Física del Conicet Rosario, Rubén Piacentini, confió a Rosarioplus.com que “se esperan tormentas intensas y prolongadas durante el fin de primavera y todo el verano, de la misma manera que ocurrió durante el período de El Niño fuerte de 1998”.

Al fenómeno El Niño se suma que en la región Centro-Este de Argentina, las precipitaciones se están intensificando por el cambio climático, según estudios realizados por el profesor emérito de la UBA y doctor en Meteorología Vicente Barros y su grupo, quienes aseguran se debe esperar “un final de la primavera y un verano con tormentas de lluvia intensa, eventuales caídas de granizo y generación de rayos”.

Consultado sobre si El Niño es cíclico o si resulta imprevisible estimar cada cuántos años sucede, Piacentini contó que “las últimas tres tormentas de El Niño fuerte ocurrieron con un intervalo entre 15 y 18 años”, aunque no tiene una regla.  

Otro fenómeno de cara al verano es que, a partir de la cantidad de lluvias, se esperan crecidas en los ríos, entre ellos, el Paraná. La crecida ya produjo inundaciones en Chaco, y las predicciones son de alta probabilidad, aunque el director del Instituto de Física también advirtió que tiene menos certezas porque “no hay dos eventos El Niño iguales, y otros factores influyen, como la situación del anti-ciclón del Atlántico”.

Para el trimestre diciembre 2015 y enero-febrero 2016 calculan un exceso de lluvias en unos 150 milímetros, y según el Centro Europeo de Pronostico Climático a Mediano Plazo, “podría generar inundaciones en los ríos Paraná, Paraguay y Uruguay, en las regiones de Pampa Húmeda, Este de Chaco y Formosa, Litoral Argentino, Este de Paraguay, Sur de Brasil y Uruguay”.

Hasta ahora, el incremento de las precipitaciones en la zona de Rosario fue de un 30 por ciento sobre un mes de noviembre normal, registrado por la Estación Meteorológica automática instalada en el Instituto de Física Rosario, y en coincidencia con el Centro Europeo de Pronóstico Climático de Mediano Rango y el Servicio Meteorológico Nacional.

Las tormentas serán una postal recurrente del verano por efecto de El Niño

¿Qué es eso de El Niño fuerte?

Este fenómeno se produce cuando las aguas superficiales del océano Pacífico, cercanas a las costas sudamericanas de Ecuador y Perú, se calientan más de lo normal. Si este calentamiento es relativamente pequeño, con aumento en la temperatura de la zona ecuatorial oriental de este Océano entre 0.5 °C y 0.9 °C es considerado El Niño débil y pueden no detectarse efectos significativos. Si dicho calentamiento está en el rango 1.0 °C y 1.4 °C  es moderado y si es igual o supera 1.5 °C se lo califica como El Niño fuerte o intenso.

Al calentarse el  agua superficial sobre sus valores normales, se produce mayor evaporación, lo que genera más nubes y por ende mayores precipitaciones. Los vientos trasladan estas nubes hacia el interior costero de Ecuador y Perú, produciendo graves inundaciones. Parte de estas nubes continúan su camino hasta llegar a la zona Centro-Este de Argentina y regiones vecinas de Paraguay, Brasil y Uruguay y allí encuentran condiciones atmosféricas favorables para que se produzcan intensas precipitaciones.

Para el trimestre diciembre 2015 y enero-febrero 2016 calculan un exceso de lluvias en unos 150 milímetros

¿Cómo nos enteramos de tormentas fuertes?

El IFIR cuenta con un nuevo sistema de alertas por tormentas intensas, que se encuentra en etapa de experimentación final con un grupo reducido para perfeccionar la información que emite, y en poco tiempo estará a disponibilidad de cualquier ciudadano que quiera recibir información sobre las tormentas y las precauciones que deban tomarse.

Este sistema, creado por la Secretaría de Protección Civil de la Provincia de Santa Fe y el Grupo Asegurador Cooperativa La Segunda, se encuentra en el edificio del Instituto de Física Rosario, en 27 de Febrero y la avenida Costanera, y cuenta con una cámara fotográfica de alta resolución con posibilidad de observación en 360°, un detector de rayos (descarga a tierra) y relámpagos (descarga dentro y entre nubes, y de nube a la  atmósfera), y un detector de carga estática (que indica como se está cargando eléctricamente la zona).

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo