sec-reposera

Cancelaciones, tributos, triunfo para el rap y otra vez Taylor

Los premios de la música volvieron a coronar a Swift, esta vez por su disco 1989. Ed Sheeran, Justin Bieber, Kendrick Lamar o Bruno Mars también fueron reconocidos

Nueva noche estelar de premios, en esta ocasión turno para la música. La gala de los Grammys 2016 se celebró este lunes en el Staple's Center de Los Ángeles y tuvo una clara ganadora que repite en esto de llevarse premios.

Taylor Swift se llevó el galardón a mejor álbum del año por su 1989, que también se llevó el premio a mejor álbum de pop local. Aunque la rubia competía en varias de las categorías, también hubo lugar para que algunos de sus amigos subieran al escenario a retirar reconocimientos.

Fue así con Ed Sheeran, que le arrebató a Swift el premio a mejor actuación pop solista por “Thinking out loud” y que también recibió uno de los principales premios, el de mejor canción pop del año, imponiéndose también en esta terna a la novia de Calvin Harris.

El rap de Kendrick Lamar fue otro de los destacados de la noche. No en vano el artista recibió cuatro Grammys por su trabajo de este año: mejor interpretación, mejor colaboración, mejor canción y mejor álbum.

Con respecto a las actuaciones de la velada, Lady Gaga fue quien se llevó el éxito, aunque fue más por la falta de competencia de calidad que por su presentación en sí misma. La excéntrica cantante se metió casi literalmente en la piel de David Bowie para realizar un popurrí de sus temas más sonados enfundada en un traje blanco de procedencia dudosa entre Elvis o el duque blanco.

Lo que ocurre es que nadie logró opacar este impactante show que combinó además efectos visuales. Y es que Adele no tuvo su noche en la gala y sólo destacó por algunos fallos técnicos y vocales.

Algo parecido le ocurrió a Justin Bieber, que recibió su primer Grammy por su colaboración con los productores electrónicos Diplo y Skrillex en el tema “Where are U now”. La emoción debió jugarle una mala pasada y su presentación cantando “Love Yourself” sólo con una guitarra no fue de lo mejor en su carrera.

Y luego estaba Rihanna, de las más esperadas del evento, que en el último minuto canceló sorpresivamente su actuación y se marchó a casa. Al parecer, la cantante arrastraba algunos problemas de bronquitis y después de algunos ensayos decidió que no estaba la cosa para ponerse a cantar. 

Lo que sí proliferó y gustó, al menos al público que asistía a la gala, fueron los tributos. Stevie Wonder y el grupo Pentatonix lograron un emocionante momento al cantar a capella “That’s the Way of the World” en homenaje a Maurice White, fundador de Earth Wind & Fire fallecido este mes.

Los Eagles (con Jackson Browne) subieron al escenario a tocar “Take it Easy” en honor a Glenn Frey. Bajo el nombre de The Hollywood Vampires, Alice Cooper, Joe Perry y Johnny Depp recordaron a un compañero de copas de Sunset Boulevard, Lemmy Kilmister de Motorhead.

El premio homenaje Persona del Año fue este año para Lionel Richie. John Legend, Demi Lovato, Tyrese Gibson, Luke Bryan y Meghan Trainor tocaron algunos de sus éxitos, y después junto al propio Richie entonaron “All Night Long” y pusieron de pie a todo el público.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo