sec-juego

Un pálido clásico de Avellaneda que tuvo final vibrante

Independiente y Racing repartieron puntos. Fue empate 1 a 1 después de 85 minutos muy flojos y un final apasionante, con un gol por bando. El resultado les sirve de poco en sus aspiraciones por ser protagonistas del campeonato.

Tanto el Rojo como la Academia se acordaron tarde de jugar. Fue un partido chato, con pocas llegadas y mucha lucha en la mitad de la cancha. En su afán por encontrar los caminos los entrenadores se la jugaron en el segundo tiempo con modificaciones que pudieron despertar polémica. Pellegrino sacó a Germán Denis y dejó en cancha a Leandro Fernández, quien no tenía hasta entonces una buena noche, y en la Academia Sava sentó a Milito para darle rodaje a Lisandro López.

El público local deliró cuando Rigoni se escapó por derecha, quien tocó exquisitamente para Fernández que estableció el 1 a 0 a los 42. Bien por el ex Godoy Cruz. Por el trámite, parecía que la historia terminaría con victoria del Rojo. Pero en el fútbol siempre hay un lugar para la sorpresa.

Lisandro López, que poco había participado, conectó una pirueta estupenda en el punto penal para igualar el trámite en el último minuto de juego. Y Sava, que se la había jugado, lo gritó como loco. El empate, pese al desahogo del final, le sirvió de poco al equipo albiceleste y tampoco dejó conforme al Rojo.

En definitiva fue un partido sin demasiadas luces, en el que los equipos arriesgaron muy poco y se dedicaron a intentar "no perder". El reparto de puntos los deja preocupados y con mucho por hacer si quieren ser protagonistas.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo