sec-juego

Un boxeador murió como consecuencia de un nocaut

El boxeador canadiense Tim Hague murió este lunes, como consecuencia de la paliza recibida en su última pelea, ocurrida el viernes por la noche, ante Adam Braidwood, la cual le provocó una muerte cerebral después de haber caído seis veces antes de terminar la pelea.

El deportista ya había sufrido una conmoción cerebral en 2011, cuando aun peleaba en la un certamen de lucha, y aquella vez decidió tomarse un descanso para "dejar que el cerebro se cure" de sus lesiones, según él mismo había dicho.

"Sentimos una gran tristeza y angustia al informar de que Tim ha muerto hoy. Él falleció rodeado de su familia y escuchando sus canciones favoritas. Lo extrañaremos mucho", se lamentó Jackie Neil, su hermana, en un comunicado.

El púgil falleció a sus 34 años después de haber sufrido una muerte cerebral, producto de caer noqueado el viernes por la noche. Hague había soportado cuatro nocauts en los últimos dos años.

En 2011, cuando aun formaba parte de las luchas de MMA, aseguró que iba a alejarse del deporte por un tiempo.

"El Sr. Hague era un profesor y un miembro del personal querido. Sus estudiantes lo amaban y admiraban. Él era una parte importante de nuestra comunidad escolar", aseguró Jennifer El-Khatib, directora de la escuela Ecole Bellevue, sobre el deportista quien también era docente de la escuela primaria de Edmonton, Canadá.

"Gracias a todos los que salieron y me apoyaron y gracias especiales a mi equipo", escribió Adam Braidwood, el rival de su último combate en su cuenta de Instagram, después de recibir comentarios con opiniones divididas acerca de su "culpabilidad" por la muerte del canadiense.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo