sec-juego

Seba Domínguez y un proyecto que mezcla fútbol con literatura

El fútbol no lo es todo. Ni siquiera para muchos de sus protagonistas, a veces apasionados por otros placeres como la gastronomía, la música o la literatura. Uno de esos “bichos raros” que no viven con la redonda en la cabeza es Sebastián Domínguez, el defensor de Newell’s que volvió a la ciudad para quedarse definitivamente y que se encuentra al frente de Pelota de Papel, un proyecto que mezcla el deporte más popular con los libros y del cual participan otras tantas figuras.

 

Mano a mano con Sí 98.9, el Negro contó de qué va la historia. “Todo surgió hace dos años. Es una idea que nos nació junto a Jorge Cazulo (futbolista uruguayo del Sporting Cristal), Mariano Soso (DT del equipo peruano) y Agustín Lucas (jugador uruguayo de Miramar Misiones) a la que luego se sumaron Reinaldo Sietecase y Juanqui Jurado”, narró Domínguez.

El proyecto prendió pronto. “Cuando decidimos hacerlo llamé a los chicos y escribí mi primer cuento esa misma noche”, recordó el defensor de la Lepra, quien no pudo evitar revelar algunos detalles del libro que se presentaría en abril próximo.

En los cuentos hay de todo. “Nos encontramos con cosas extraordinarias. Por ejemplo, el cuento de Sebastián Saja es tremendo”, dijo Domínguez. Al proyecto aportaron futbolistas como Nahuel Guzmán, Javier Mascherano y Fernando Cavenaghi, y otros ya retirados como Kurt Lutman, Rubén Capria, Pablo Aimar, Roberto Bonano y Jorge Valdano. Mientras que también hicieron lo suyo consagrados escritores de la talla de Eduardo Sacheri y Alejandro Dolina, además de Ariel Scher, editor del libro.

Entusiasmado por el proyecto, Domínguez hace lo posible por compatibilizar el fútbol con la escritura, sin descuidar a su familia. “Están teniendo paciencia. Volver a Rosario fue una decisión egoísta porque ya estábamos instalados en Buenos Aires”, señaló el campeón con Newell’s en 2004.

Pelota de Papel, sin dudas, le ofrece nuevos horizontes para su futuro una vez que decida alejarse del deporte. “Hasta hace un año me estaba preparando para seguir ligado al fútbol, pero con el tema del libro me rodeé de gente con la que había perdido el lazo y volví a sentirme en mi lugar lejos del fútbol. Pero es difícil saber qué pasará en dos o tres años”, dijo finalmente.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo