sec-juego

Radiografía de un Central tan equilibrado como eficaz

El equipo de Coudet asumió el protagonismo en el Parque Central y le ganó de forma contundente a Nacional, 2 a 0. Ahora espera conocer a su rival en octavos de la Copa Libertadores. Un análisis del plantel, el entrenador y el arbitraje

Victoria canalla en Montevideo. ¿Qué aportó cada jugador? ¿Cuál fue el rol de Coudet? ¿Y el árbitro?

Sosa: con el partido 0 a 0 tuvo una atajada clave, mano a mano, con Barcia. Fue la única jugada pero respondió como correspondía a la situación. Buen manejo de los tiempos en el complemento.

Salazar: correcta tarea defensiva. No cometió faltas. Se proyectó con criterio, cumplió.

Donatti: gran partido del flaco. Con un cabezazo tremendo, abrió el partido. Después, en lo defensivo, cumplió siempre: sacó todo de arriba y de abajo. Uno de los mejores.

Álvarez: lo complicó el juego físico de Gamalho, el delantero de nacional. En un choque con el grandote sufrió un golpe en la parrilla costal derecha que le impidió terminar el primer tiempo.

Musto: muy buen partido. Hizo relevos, atento, delante de la línea de 4. Cumplió una función mucho más defensiva que de distribución de la pelota.

Colman: arrancó bien, muy activo, pero con el correr de los minutos lo suyo se fue diluyendo. Al promediar el complemento fue reemplazado. De la mitad de la cancha fue el de menor aporte. Cometió faltas inncesarias en lugares imprudentes.

Montoya: tuvo la dinámica de siempre. Trajinó por la mitad de la cancha, con su velocidad habitual complicó a los volantes rivales. Lo suyo no djó huella clara en el partido pero fue importante en el trámite.

Cervi: por el medio, por izquierda, con la vocación de siempre de ir hacia delante, tuvo con su gambeta a maltraer a los defensores de Nacional. Fue uno de los puntos altos de la victoria de Central en tierra uruguaya.

Aguirre: otro que tuvo una buena noche en Montevideo. Tanto jugando como volante como en el rol de marcador de punta. Sus proyecciones fueron pocas pero bien concretadas. En defensa, se las ingenió para no tener inconvenientes.

Herrera: como en los últimos partidos, mucho más involucrado en la pelea que en el juego. Sin embargo, cuando tuvo una oportunidad no la desaprovechó y, de zurda, marcó el segundo gol de Central, el que cerró el partido y aseguró una difícil e importante victoria en Montevideo.

Lo Celso: como de costumbre, cuando estuvo en cancha, Central creció en volumen de juego. Correcto en distribución, inteligente manejo de tiempos. Cuando el equipo estaba 2 a 0 y necesitaba descansar en la pelota, fue vital.

Becker: otro que entró bien en el partido, ingresó por Colman y se ubicó como volante izquierdo. Cada vez que tuvo la pelota se preocupó por darle buen destino y con sus gambetas logró infracciones de los rivales. Correcto.

Gil Romero: pocos minutos en cancha, pero cuando estuvo se asoció con Musto en la contención y también con Becker. Se preocupó por darle buen destino a la pelota. Cumplió, aunque estuvo poco en la cancha.

Coudet: decidió preservar a jugadores importantes como Lo Celso, Ruben y José Luis Fernández en un partido decisivo. La apuesta le salió bien. El esquema empleado fue el mismo que ante Independiente en el inicio del torneo local, que también le dio réditos. Central estuvo muy equilibrado y no le llegaron prácticamente nunca. Le agregó eficacia, algo fundamental para ganar un partido. En la única oportunidad del primer tiempo, Donati de cabeza abrió el partido. En el segundo, sin muchas chances, tuvo la capacidad para cerrar la victoria, algo que le costaba en los últimos partidos, pero ayer encontró el dónde y el cuándo en Montevideo.

García Orozco: el árbitro mexicano mostró alta personalidad, no se dejó llevar o impresionar por los reclamos de jugadores rivales. Además, amonestó con criterio. Fue muy bueno el arbitraje.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo