sec-juego

Proponen que el fútbol de Primera tenga tercer tiempo obligatorio

Si hay un deporte de roce es el rugby, pero cuando el partido termina todo queda al margen y los protagonistas se reunen con mucho gusto en el tradicional tercer tiempo, que sirve para bajar las revoluciones y fomentar la buena onda entre los deportistas. Esa sana costumbre puede repetirse en el fútbol de Primera División, o al menos esa es la intención.

El proyecto es impulsado por el cordobés Leonardo Bigi, creador de la fundación Pueblo Rugby, quien destacó: “Mi idea es que sea algo obligatorio, sabemos que algunos pueden estar calientes de acuerdo al resultado del partido, pero para que a los futbolistas se les haga costumbre los primeros años tendría que haber una directiva de AFA para que participen”.

La movida ya se lleva adelante desde hace más de cuatro años en algunos partidos de la Liga Cordobesa con buena respuesta por parte de los protagonistas. Además, se realizó con éxito una prueba piloto en el partido amistoso entre Belgrano y Talleres, los equipos más populares de la provincia mediterránea.

Sobre la posibilidad de llevar los “terceros tiempos” al fútbol grande de la Argentina, Biggi destacó que hace algunas semanas se puso en contacto con el Ministro de Deportes de la Nación, Carlos Mac Allister, y también con el Presidente de la Agencia Córdoba Deportes, Oscar Dertycia, para respaldar su gestión.

“La idea es que sea algo rápido, que los jugadores tras el partido y luego de pasar por las duchas, se lleguen al buffet y compartan un momento de distensión, más allá del resultado y lo que pueda haber pasado en la cancha”, aclaró Biggi, ex jugador y actual entrenador de rugby en el Club Universitario de Córdoba.

En el rugby es una costumbre que se realiza en todos los países del mundo desde las divisiones inferiores y hasta los planteles superiores, incluso alcanza también al rugby profesional. “Hasta en el último Mundial de Rugby, Inglaterra 2015, los jugadores compartieron los terceros tiempos, incluso se daban situaciones insólitas, cuando por ejemplo rugbiers de Uruguay pedían sacarse fotos con los jugadores australianos, quienes minutos antes los habían vencido por un abultado marcador (65-3)”, sintetizó Biggi.

¿Será posible que tras un clásico picante los 22 protagonistas se reunan a charlar del partido? 

(Télam)

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo