sec-juego

Poco fútbol en Central: desequilibrio de Cervi y las manos de Sosa

Poco fútbol para el equipo de Eduardo Coudet, con algo de desequilibrio y tenacidad por parte de Cervi, y dos atajadas clave por parte de Sosa que ayudaron a sostener el empate. El rendimiento individual fue el siguiente:

Sosa: Sostuvo el resultado. Tuvo dos intervenciones determinantes, una por tiempo, evitando goles de Boyé y Maxi Rodríguez. Marcó presencia en el arco auriazul.

Salazar: Un gran cierre suyo evitó lo que podría haber sido gol de Scocco, en el tramo final del partido. Correcto en la marca, no aportó prácticamente nunca en ofensiva.

Cetto: Algo inseguro con la pelota en los pies, y le costó ser salida, lógica consecuencia de los 7 meses sin jugar. En el final, sintió el esfuerzo, y le costó un poco más. A su favor, cometió una sola infracción.

Donatti: Ganó más de lo que perdió en el duelo con Boyé. Pero no mostró la solidez de otros encuentros. De arriba sacó mucho y, en un partido friccionado, apenas cometió una falta.

Villagra: Se nota que todavía no está al ciento por ciento en lo físico. Correcto en la marca, pero le cuesta la proyección ofensiva, y el regreso.

Musto: Como ante San Lorenzo, cometió 6 faltas. Pero esta vez, el árbitro le mostró las tarjetas, y se fue expulsado. Seguro en la distribución, estuvo muy sólo para cortar en el medio.

Colman: Desaparecido en el primer tiempo. Recién entró en acción en el complemento. Pero le faltó velocidad y ritmo para hacerse sentir. No colaboró demasiado con Musto en la recuperación.

Cervi: Otra vez fue el más desequilibrante del equipo. Le cometieron 6 faltas. Pero, como ante San Lorenzo, lo suyo fue importante cuando se movió libre. En el complemento pasó a la izquierda, y ya no pesó.

Lo Celso: Impreciso y poco participativo. El equipo lo extrañó. De todos modos, un remate suyo estuvo muy cerca de ser gol. Además, le cometieron tres infracciones.

Aguirre: No ganó nunca por su sector. Aunque estuvo atento a las posibles trepadas de Advíncula por esa banda. Participó poco del juego. Lo reemplazaron en el complemento.

Ruben: Demasiado solo para pelear. De todas maneras, siempre se las ingenia para exigir a sus marcadores. No logró rematar y cometió 4 faltas, lo que habla de su lucha con los rivales.

 

Ingresaron luego

 

Herrera: Mal partido. Cometió 5 faltas y cada una de sus participaciones fue negativa para el equipo. En el rato que estuvo en cancha, lo amonestaron y estuvo cerca de ser expulsado.

Montoya: Le tocó entrar cuando el equipo estaba sin energía. Participó poco del juego, pero al menos lo hizo con criterio.

Delgado: Tuvo escaso tiempo en cancha, y su presencia pasó desapercibida.

 

EL TÉCNICO

 

Eduardo Coudet: Central no pudo imponer su forma. Hubo mérito del rival, que lo superó desde lo táctico y lo estratégico. Pero también se notaron defectos propios, especialmente en el armado de juego. No hubo sociedades. Sólo desequilibró Cervi. El equipo apenas ejecutó dos remates al arco, ambos desviados, en 90 minutos. Se extrañan mucho algunas ausencias, y  aquel resto físico que tenía el equipo para atropellar en los segundos tiempos, ya no está.

 

EL ÁRBITRO

 

Fernando Rapallini: Su trabajo fue discreto. Si bien no cometió errores importantes, se equivocó seguido en fallos menores. En un partido muy friccionado, le faltó autoridad para bajar los decibeles. Y también quedó la sensación de que debió amonestar a algún jugador más.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo