Murray llevó a Gran Bretaña hacia una nueva Davis

De la mano de Andy Murray, Gran Bretaña consiguió este domingo su décimo título de Copa Davis. La victoria del tenista nacido en Escocia sobre el belga David Goffin por 6-3, 7-5 y 6-3, dejó la serie en un irreversible 3-1.

El equipo británico no conseguía el título desde 1936, cuando venció a Australia por 3 a 2. Bélgica, verdugo de Argentina en semifinales, volvió a quedarse a un paso.

El encuentro que finalmente definió la historia se disputó en un repleto estadio Flanders Expo, bajo techo y sobre polvo de ladrillo. En ese contexto, el número dos del mundo se mostró sólido y contundente ante un Goffin que hizo lo que pudo para mantener intacta la ilusión del público local y que todo se definiera en el quinto punto.

Murray vivió una jornada histórica, ya que ganó los tres puntos que disputó este fin de semana, y es el primer jugador que logra esta gesta en una final, desde el estadounidense Pete Sampras en 1995 contra Rusia en Moscú (3-2).

En la primera jornada, el viernes, las cosas había quedado igualadas 1-1 producto de la victoria de Goffin (16to. en el ranking mundial) sobre el juvenil sudafricano nacionalizado inglés Kyle Edmund (100 del mundo, 20 años) por 3-6, 1-6, 6-2, 6-1 y 6-0.

Más tarde, en segundo turno, Murray igualó la serie al vencer a Bemmelmans (108) por 6-3, 6-2 y 7-5 y el sábado junto a su hermano Jamie puso al Reino en ventaja con victoria sobre los locales Goffin y Steve Darcis por 6-4, 4-6, 6-3 y 6-2 en punto de dobles.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo