sec-juego

Los jugadores experimentados que quedaron

En pleno recambio generacional, el próximo plantel de Newell’s tendrá muchos jugadores por debajo de los 25 años. El sostén de esa juventud serán seis futbolistas de experiencia que zafaron de la renovación que propuso el cuerpo técnico leproso y en los que se apoyarán los más chicos para seguir creciendo.

El más veterano será Diego Mateo (37 años), quien extenderá su vínculo por seis meses más cuando regrese de sus vacaciones y antes de comenzar la próximo pretemporada. Es cierto que con Bernardi no ha tenido mucha participación. Incluso algunos quisieron imponer que Pomelo se resistía a renovar el vínculo por este tema. Sin embargo, el volante está dispuesto a sumar desde donde le toque. Además, es un ejemplo de profesionalismo y entrega.

Maxi Rodríguez, un experimentado con largo paso por Europa

Con sus 34 años, Maxi Rodríguez es el capitán leproso desde el retiro de Lucas Bernardi a finales de 2014. La Fiera se mantiene vigente en lo deportivo (marcó 10 en el último torneo) y su jerarquía permanece intacta. Bernardi le encontró otra posición en la parte final del campeonato, en la que se lo vio mucho más cómodo, pudiendo participar activamente del juego ofensivo. En las últimas horas trascendió que rechazó (otra vez) una oferta millonaria para irse a jugar a Brasil. Un ejemplo claro de lo que siente por Newell’s y de que volvió para retirarse en el Parque. Por eso es referente del plantel.

Todos esperan que Ignacio Scocco (30 años) pueda demostrar en el 2016 toda su capacidad y talento. Este año las lesiones lo tuvieron a maltraer y por eso perdió continuidad (y hasta la titularidad) en el equipo. Sin embargo, el cuerpo técnico confía en que el delantero recupere su mejor nivel y sea de vital importancia el próximo año. Los rumores de un posible traspaso a River nunca pasaron de eso: no hubo ofertas formales ni contacto de ningún tipo. La dirigencia no pretende venderlo, Bernardi lo cuenta para el 2016 y el jugador quiere quedarse.

 

Mientras se negocia la renovación de su contrato, que vence en junio de año que viene, Marcos Cáceres (29 años) se alista para formar parte del próximo plantel. Con Bernardi recuperó algo de su nivel de juego, aunque actuando como primer marcador central. Y aunque su continuidad estuvo en duda, el paraguayo será uno de los experimentados en los que el cuerpo técnico delegará la responsabilidad de guiar a los juveniles que se vayan insertando en la primera leprosa.

Mauro Formica (27 años) volvió a Newell’s en junio pasado con la idea de quedarse un tiempo largo en el Parque de la Independencia. Unalesión en la rodilla le impidió estar a disposición del cuerpo técnico. Pero el Gato se quedó en Rosario haciendo la recuperación para poder estar en condiciones de realizar la pretemporada desde el primer día. Es una especie de refuerzo con el que contará Bernardi en 2016. Un jugador joven y talentoso, con identidad leprosa (tiene 90 partidos en primera) y experiencia europea (jugó en Inglaterra e Italia) que aceleraron su maduración deportiva.

Hernán Villalba (26 años) extendió su contrato hasta junio de 2017. Es otro de los valores a recuperar por Bernardi. Tiene 140 partidos con la rojinegra y hace poco se convirtió en jugador de selección luego de que Ramón Díaz lo convocara al representativo paraguayo para las eliminatorias sudamericanas.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo