sec-juego

Entre insultos e incidentes, la asamblea de Newell's terminó en escándalo

Una jornada triste para la democracia leprosa. Un deja vú de viejas épocas que parecían desterradas. Es que en la asamblea ordinaria para la consideración de Memoria y Balance del último ejercicio  un grupo opositor denunció que fue corrido del estadio cubierto, escenario en el que estaba previsto que se llevara a cabo. Hubo sillazos, trompadas y muchos integrantes del arco opositor debieron dejar el Parque Independencia ante las agresiones sufridas. Y apuntaron al oficialismo por el ingreso de los violentos.

En la previa, el clima estaba muy tenso. El arco opositor tenía decidido no aprobar el balance y había resuelto proponer un cuarto intermedio con el que se postergaría la decisión unos diez días antes de volver a someter a los socios a la votación respecto del balance. La estrategia buscaba evitar una votación en contra del balance y su no aprobación por parte de la masa societaria presente, lo que podría haber disparado serias consecuencias en el plano judicial. Incluso, se hablaba de una posible intervención por parte del juez Fabián Bellizia, que ya había tomado medidas para tener un control más estricto y cercano de los movimientos económico-financiero de los dirigentes. Incluso, los opositores se juntaron con los directivos y trataron de persuadirlos a llegar a un acuerdo. Pero no hubo caso y el oficialismo reafirmó la realización de la asamblea. Como si fuera poco, muchos actores opositores aseguraban haber recibido aprietes y amenazas en los últimos días.

La asamblea comenzó a desarrollarse con normalidad, con una buena concurrencia como era de esperarse. Y todo parecía transcurrir sin inconvenientes hasta que llegó el momento de votar por quiénes iban a presidir la asamblea. Entonces un grupo ingresó al estadio cubierto y, según el relato de los testigos, acometió contra un grupo de socios opositores, mientras volaban sillas y empezaban los golpes de puños. Además, según el mismo relato, este grupo violento aseguraba que "si a Newell's lo intervienen, los vamos a matar". El caos se adueño del Parque Independencia, hubo corridas por fuera del club mientras los policías presentes miraba lo que acontecía. A todo esto, dentro del estadio cubierto y rápidamente, se aprobó el balance.

Lógicamente, enseguida empezaron los repudios y denuncias a través de las redes sociales, al tiempo que se subían imágenes de lo sucedido. Ahora se espera la resolución de Inspección General de Personas Jurídicas, que seguramente tome cartas en el asunto y hasta podría declararse nula la asamblea.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo