sec-juego

Boca, River, y un superclásico para el bostezo

Pasó muy poco en el superclásico del fútbol argentino. Boca, que jugó con diez hombres por expulsión del volante Pablo Pérez a los 11 del primer tiempo, y River, que nunca encontró claridad, empataron sin goles en La Bombonera. El choque estuvo a la altura del momento de ambos en el torneo local, lejos de la pelea y con la cabeza en la Libertadores.

La tempranera tarjeta roja para el mediocampista ex Newell’s encendió la preocupación en el local y la ilusión en la visita. Sin embargo, River nunca pudo hacer valer la superioridad numérica y aunque manejó la pelota casi nunca logró inquietar. Andrés D’Alessandro fue de lo mejor, pero le costó encontrar sociedades dentro del campo.

En Boca todos debieron desdoblarse y dar una mano en defensa para evitar descompensaciones. Lodeiro se sacrificó en la mitad de la cancha, mientras que Tevez trató de llevar peligro con sus corridas. Otra mala: Fernando Gago se lesionó y fue sustituido en el primer tiempo.

Los dos equipos piensan ya en sus compromisos por Copa Libertadores. River visitará el jueves, 19.45, a Independiente del Valle. Boca, el mismo día, jugará en Paraguay ante Cerro Porteño, desde las 21.45.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo